Frutos del mar, encontrados en los mares que bañan las costas de Panamá, así como carnes, granos y vegetales, son objeto de un maridaje con tres elementos de la cocina mediterránea: un buen aceite de oliva extra virgen, pan de hogaza hecho en casa y cocido en nuestro horno de leña y una excelente selección de vinos, elementos que se entrelazan como denominadores comunes de todos los países bañados por el Mar Mediterráneo. Un servicio de primera, sella una velada memorable que querrá volver a vivir.

Una Experiencia Gastronómica